Breaking News
Loading...

Translate

29 de junio de 2015

Info Post
En los primeros años, nuestros pioneros se escuchaban unos a otros. Estudiaban ambos lados de un asunto antes de tomar cualquier decisión. Había imparcialidad en el proceso. Si oramos fervientemente por el Espíritu Santo y no nos atamos inflexiblemente a nuestras propias ideas, Dios nos guiará a la unidad en nuestra comprensión de las Escrituras. Muchas personas se preguntan si la ordenación de la mujer es algo suficientemente importante como para hacernos correr el riesgo de dividir la iglesia. Plantean importantes preguntas, tales como:
• ¿Qué dice la Biblia, si es que dice algo, acerca de la ordenación de la mujer? 
• ¿Es importante la manera en que interpretamos la Biblia? 
En los primeros años, nuestros pioneros se escuchaban unos a otros. Estudiaban ambos lados de un asunto antes de tomar cualquier decisión. Había imparcialidad en el proceso. Si oramos fervientemente por el Espíritu Santo y no nos atamos inflexiblemente a nuestras propias ideas, Dios nos guiará a la unidad en nuestra comprensión de las Escrituras. Muchas personas se preguntan si la ordenación de la mujer es algo suficientemente importante como para hacernos correr el riesgo de dividir la iglesia. Plantean importantes preguntas, tales como: 
• ¿Qué dice la Biblia, si es que dice algo, acerca de la ordenación de la mujer? 
• ¿Es importante la manera en que interpretamos la Biblia? 
• El consejo de Pablo, ¿estaba limitado a cierta época, lugar y cultura? 
• ¿Deben quedar calladas las mujeres en la iglesia? 
• ¿Debería cada División de la iglesia mundial decidir la cuestión de la ordenación de la mujer para su territorio? 
• ¿Cuál es el secreto de nuestra unidad como iglesia mundial?Este oportuno libro analiza y responde éstas y otras preguntas de una manera fácil de leer, con el respaldo de una sólida erudición.


2 comentarios:

  1. Un excelente aporte al debate. Después de leerlo les daré mis impresiones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ningún aporte, es más de lo mismo: Calvinismo, desprecio por la mujer, y mentiras sobre la historia adventista... la política nos está ganando, no entiendo como puede ser miembro del BRI...

      Eliminar

deja aquí tu comentario...

Seguir en twitter