Breaking News
Loading...

Translate

5 de febrero de 2013

Info Post

El caso de Johan Vonlanthen es un caso notable en el mundillo del fútbol profesional. Un jugador llamado a ser una de las grandes estrellas del fútbol mundial decidió dejarlo todo por su fe. Su caso se parece al del ex arquero de Lanús y de la selección argentina, Carlos Roa.
Con sólo 25 años, Johan Vonlanthen decidió dejar el fútbol profesional europeo para regresar a su Colombia natal: considerado como la gran perla del fútbol suizo, clave en el ambicioso proyecto Red Bull Salzburgo (Red Bull se plantea lograr en el fútbol un reinado que ya obtuvo en la F1), decidió enfocarse en el estudio de la Biblia.
Nacido en Santa Marta (Colombia) el 1 de febrero de 1986, Johan Rodríguez Benavídez fue un jugador habilidoso desde niño. Pero la separación de sus padres iba a convertirse en un duro golpe para el joven. Su madre, de quien dependía su custodia, decidió emigrar a Suiza en busca de trabajo, donde Johan tuvo que forjar su personalidad.
Introvertido, tímido pero muy bueno con el balón en los pies, pronto comenzó a destacar en Suiza como una joven promesa. Después de adoptar el apellido de su padrastro, Johan Vonlanthen, él empezó a recibir ofertas de los clubes más importantes del país helvético, donde comenzó a hacerse un nombre. Así, a los 16 años debutó en el BSC Young Boys de la 1ra. División suiza, convirtiéndose en el jugador más joven en jugar en la Swiss Super League.
Tras 2 temporadas a muy alto nivel, el holandés PSV Eindhoven decidió hacerse con sus servicios. Su 1ra. temporada en el club holandés fue muy buena -de hecho, en la Eurocopa de 2004 se convirtió en el jugador más joven en marcar en la historia del campeonato europeo de selecciones-, pero en su 2do. año no logró dar el salto necesario para la consagración definitiva.
Por ello, el jugador fue cedido al Brescia y después al NAC de Breda, donde volvió a mostrar su nivel.
Después él regresó a Suiza: el Red Bull de Salzburgo decidió contratarlo para su millonario proyecto. Pero en 2008 algo cambió en su cabeza. Después de sufrir varias lesiones de poca importancia pero que le mantuvieron varias semanas fuera de los campos, Vonlanthen comenzó a leer la Biblia para superar los malos momentos, hábito que ya jamás abandonó.
Él se incorporó con fervor a la fe adventista (por los que esperan el advenimiento de Jesús), lo que empezó a limitarle para jugar al fútbol: pidió al equipo no jugar los sábados (respetando el 4to. mandamiento, los adventistas guardan el sábado), y, poco a poco, fue perdiendo las ganas y la ilusión de seguir jugando.
Ello le valió su cesión al Zúrich, donde mostró buenas maneras, pero decidió regresar a su Colombia natal donde comenzó a preparar su retirada del deporte en activo.
6 partidos en el modesto Itagüí le convencieron de colgar los botines: “Cuando comencé a saber lo que es el sábado, que es el día del Señor, comencé a ver lo que es el 7mo. día. Ahí fue cuando me enteré de que el día sábado bíblico es el día de reposo y comencé a ver que en ese día había una bendición. Había escuchado la llamada del Señor y cada vez que iba al campo los sábados era más difícil, así que decidí dejarlo”, asegura.
“Ahora me siento libre, libre de verdad, puedo ser como yo soy”: Vonlanthen ha decidido cambiar los tacos y el linimento por las oraciones.
Ahora, él podría reforzar el club Santa Fe. Antes, hubo un interés del Millonarios.
“Cuando salió lo de Santa Fe me emocioné mucho, hablé con mi familia, hablé con mi esposa y a través de un amigo logré charlar con el presidente (César Pastrana)”, quien le habría pedido aclarar su situación regiliosa antes de hablar de contrato profesional.
Y es que Vonlanthen sorprendió a los directivos y cuerpo técnico de Itagüí cuando dijo que no podía jugar los sábados por cuestiones religiosas (es adventista): “Les expliqué mi situación del sábado, yo no lo veo complicado pero todo el mundo si lo ve complicado. Es una cuestión de que yo tenga la oportunidad de poder demostrar mi fútbol. Los sábados por la noche no tengo problema. En Itagüí no podía porque a las 3 de la tarde es a pleno sol y yo tengo que esperar hasta que el solo se oculté para poder jugar. Es mi creencia, es mi fe”, dijo a un medio deportivo de comunicación.
Mientras tanto, Vonlanthen también comentó que habló con el DT Wilson Gutiérrez, que vería en él el refuerzo ofensivo que espera. “El profe me pidió más claridad sobre el tema de los sábados, qué podíamos hacer, cómo voy a hacer con los partidos. Entonces yo le expliqué. Personalmente creo que si hay un problema (para finiquitar el fichaje) sería por ellos no aceptar lo del sábado”, concluyó. (U-24)

0 comentarios:

Publicar un comentario

deja aquí tu comentario...

Seguir en twitter